ANTOJO, EL HOMBRE CAPRICHOSO


Te has sentido alguna vez bajo la presión de abrir la nevera y picar algo sin poder resistir?

No te preocupes es normal, se llama antojo y a los hombres también nos pasa.

Muchas veces y no sabemos porque, tenemos la tentación de comer algo dulce unas horas después de haber comido o bien de picar algo salado entre horas.

Hay hombres que le dan importáncia porque quizás estan en medio de una dieta para adelgazar y luego se sienten mal. O bien porque se pasaron toda la tarde haciendo ejercicio para cuidar la figura y esa galleta de chocolate lo tira todo por el suelo.

También hay hombres que no tienen problema alguno y este acto se puede convertir incluso en un hábito sin remordimientos, como un simple capricho.

Pero que es realmente el significado de un antojo? Probablemente muchos hombres lo vean como una debilidad pero realmente un antojo es un mensaje que te está mandando tu cuerpo para guiarte a menternerte en equilibrio.

Te puede parecer extraño pero el cuerpo es muy sabio. Igual que sabe cuando hay que ir a dormir, levantarse y cuando necesita ir al baño. Y tiene la capacidad de mantener una temperatura, se recupera cuando se daña, es capaz de descomponer los alimentos para convertirlos en energía y nutrientes y nunca se salta un latido ni se olvida de respirar. También tiene la capacidad de informarte de que se necesitan hacer algunos ajustes.

Cuando tengas un antojo, preguntate : “Qué me quiere decir mi cuerpo”?

A continuación te expongo varios motivos por los que podemos tener antojos.


1. CAUSA EMOCIONAL


Estar insatisfecho con una relación, estar aburrido, estresado, sin inspiración en el trabajo o sentir la falta de conexión con uno mismo provoca que se coma emocionalmente. Muchos hombres tratan de superar emociones incomodas o situaciones difíciles buscando equilibrio a través de la comida. Comer puede brindar alivio e incluso la sensación de escape. Pero de esta manera la comida se esta usando como una estrategia para llenar las areas en las que uno se siente insatisfecho.


2. HIDRATACIÓN

Estar hidratado es una manera de ayudar a reducir los antojos y puede regular las cantidades de comida para que sean adequadas. Otro factor a tener en cuenta es que tu hidratación afecta en los niveles de electrolitos. Cuando sudas y pierdes agua, también pierdes electrolitos como el sodio. Esto provoca que busques comida rica en sodio después de un entrenamiento intenso.

3. DESEQUILIBRIO EN TU ENERGÍA YIN - YANG


Segun la medicina tradicional china, unos alimentos son más yin (expansivos) mientras que otros son más yang (concentrados). Con esta teoria, los alimentos que son demasiado yin o demasiado yang pueden conducirte a que se te antojen alimentos de la energía opuesta para mantener un equilibrio.

Esta teoria sugiere comer alimentos más neutrales como granos integrales, frutas, verduras y legumbres. Para evitar los extremos y no tener este tipo de antojos.

Por ejemplo, tener una dieta rica en azúcares (yin) puede provocar antojos de comer carne (yang) y comer demasiados alimentos en crudo (yang) puede provocar el antojo de comer comida muy cocida (yang).

4. EL INTERIOR SALE A FUERA


Los antojos a menduo vienen de alimentos que recientemente hemos comido o de alimentos que comiamos en la infancia.


Los alimentos recien comidos están frescos en nuestra mente y nos apetece comerlos para recrear una experiéncia gastronómica positiva. Algo similar pasa, cuando se nos antojan alimentos de la infancia, en esta ocsasión buscamos sentir el confort que esta comida nos produjo cuando eramos pequeños.


5. ESTACIONAL


Al cuerpo a menduo se le antojan alimentos que van acorde con la estación en la que estamos. En primavera se nos antojan comidas más ligeras, como frutas cítricas. En verano se nos antojan comidas refrescantes como los helados. En otoño se nos antojan alimentos más arrelados a la tierra como las cebollas o las calabzas y en invierno tenemos antojo de alimentos que nos den calor como carne, aceite o grasas. También los antojos pueden estar asociados a ciertas festividades como los polvorones en Navidad.


6. FALTA DE NUTRIENTES


Si el cuerpo tiene nutrientes inadecuados puede producir antojos muy extraños. Un ejemplo extremo es el transtorno llamado Pica, comportamiento en el que apetece y se ingieren sustáncias no alimentarias como la arena, el papel, pelos o tiza. Esta condición puede incrementar debido a la deficiencia de hierro.


7. HORMONAL


Cuando el hombre pasa por la andropausia (menopausia masculina) con movimientos en los niveles de testosterona también se producen antojos. Igual que el estrés a demostrado la alteración de las hormonas con la consecuencia de la aparición de antojos.


8. CAMBIOS


Cualquier gran cambio que hagamos, dietético o de otro tipo, no va a ocurrir de la noche a la mañana. A veces, nos quedamos atrapados en los viejos hábitos porque son familiares y no somos capaces de dejarlos atrás. Si esto pasa recuerda ser paciente contigo mismo. Haz un paso atrás y reconoce que aunque te hayas saltado la dieta momentaniamente, no hay que tirar la toalla. Es más, esto es parte del proceso cuando uno decide cambiar su alimentación.


Podemos ver que hay diferentes razones por las que podemos tener un fuerte antojo con alimentos o gustos en particular y puede parecer que manejarlos sea una tarea complicada. Sin embargo entender profundamente como funcionan los antojos siempre nos permitirá responder de manera consciente a ellos.


Te comparto 3 pasos con los que podemos manejar los antojos de manera consciente y con plena atención.


  1. RECONOCER LOS ANTOJOS

Si los antojos crecen, hay que reconocerlos y darles espacio. Ignorarlos lo que produce a menudo es que cojan más fuerza y sean poderosos. Cuando nos prohibimos ciertos alimentos, ocurre lo contrario de lo que queremos y el antojo se hace más fuerte.


De esta manera reconociendo y siendo consciente de ello, aunque los sigamos comiendo será más productivo que intentar evitarlos. Porque el simple hecho de reconocer una cosa le quitará fuerza y permitirá que te separes de él.


2. EXPLORAR SU ORIGEN SIN JUZGARNOS


A la hora de explorar el origen de nuestros antojos, puedes preguntarte las siguiente posibilidades:

  • El antojo ocurre junto con una emoción o un sentimiento fisico?

  • Es un antojo altamente sabroso?

  • Es un antojo relacionado a un hábito?

  • Es un antojo que me guía hacia la comida que puede ayudar a mi salud o bienestar?

Ahora veamos que pueden significar estas preguntas:

El antojo ocurre junto con una emoción o un sentimiento fisico?

El estrés, la fatiga, la soledad o el aburrimiento llevan a que se nos antoje cierta comida en particular. En estos casos comer no es la solución del problema. Ayudará a paliar el sintoma a corto plazo pero no será lo que más nos interese a largo plazo.

Hacer esta distinción puede crear un sentimiento poderoso. Permitiendo determinar con precisión la causa del antojo lo que permitirá encontrar el equilibrio que nos falta.

Cuando estamos cansados, además de comer más también elegimos comida más procesada. La falta de horas de sueño nos lleva a picar más y consumir más calorias a lo largo del día, de esta manera nos mantenemos diespiertos.

Es un antojo altamente sabroso?

A la hora de investigar porque tenemos antojos, un factor que siempre hay que tener en cuenta es saber si lo que nos apetece es altamente sabroso. De esta manera podemos entender si este antojo tiene un determinado poder o no. No es lo mismo tener un antojo de chocolate que un antojo de zanahorias.

Si sentimos que se nos antoja el azúcar, lo que nos pasa es que tenemos falta de energía. El problema del azúcar es que a mayor consumo más tolerantes somos y esto produce que cada vez necesitemos comer más.

La comida procesada esta diseñada para que el consumidor se vuelva adicto a ella. Y lo que la industria a creado es la perfecta combinación de azúcar, sal y grasa para hacer de estos productos difíciles de resisitir. Normalmente esta combinación esta creada de manera matemática para que cree atracción a la gente.

Pueden pasar años para que estos productos se desarrollen ya que detrás hay un equipo formado por investigadores, ingenieros, especialistas en sabores, creando el sabor, la textura y el sentimiento óptimo. El frecuente consumo de estos productos hace que incremente el deseo por ellos. Este tipo de comida tiende a ser alta en calorias y grasa y bajo en proteína y fibra.


Es un antojo relacionado con un hábito?

Muchas veces se nos antoja cierta comida porque estamos acostumbrados a comerlos en cierto tiempo o lugares.

Por ejemplo, es muy común sentirnos bajos de enegía al finalizar la tarde y buscamos snacks o bebidas dulces.

Empieza como un antojo y poco a poco se convierte en un hábito diario.

En esta situación, es bueno reflexionar y ver cuando este antojo se a convertido en un hábito o bien es un simple antojo puntual o es que realmente se esta disfrutando de esta comida en particular.


Es un antojo que me guía hacia la comida que puede ayudar a mi salud o bienestar?

Te ha pasado alguna vez que has ido de vacaciones y has disfrutado de salir a cenar fuera comiendo de manera copiosa y al regrear a casa tienes solo antojo de algo más nutritivo, como una enorme en ensalada fresca y llena de vegetales? Esto ocurre porque tu cuerpo necesita volver a equilibrarse.

Un antojo satisfactorio también puede contribuir a nuestro bienestar más allá del punto nutriicional. Por ejemplo, tener el antojo de comernos un trozo de pastel disfrutando entre amigos o familiares nos puede dar un fuerte sentimiento de conexión y estimación.


3. CONTINUAR DESDE UN SITIO DE FORTALECIMIENTO

Una vez reconocemos nustros antojos y determinamos su origen, es momento de desidentifircarnos de él y prodecer de la mejor manera para nosotros. Escuchar lo que nos dice el cuerpo y disfrutar de descubrir este mensaje profundo que existe en estos antojos.

En lugar de sentirnos controlados por los antojos, fortalecernos nos acerca a ser curiosos investigadores buscando la mejor opción por el momento. Es importante recordar que siempre estamos cambiando. Así que frecuentemente hay que ir haciendo estas busquedas.

Los antojos son algo que experimentavos de vez en cuando. Estos trucos pueden ayudar a manejarlos mejor cuando llegan. Prestar atención y explorar lo que el cuerpo nos esta diciendo. Reconocerlos, explorar el origen sin juzgarnos y continuar desde un punto de fortaleza.

Gracias por leerme, espero que estos tips puedan ayudarte a reconocer tus antojos y a buscar soluciones a ellos. No te sientas mal cuando los tengas, a todos nos pasa y de diferente manera. Pero como hombres nos cuesta reconocerlo y pensamos que somos los únicos con esta situación. Compartirlo también te ayudará, no te quedes nada a dentro y deja espacio para que te quepa algo bien sabroso!

Un abrazo y hasta la proxima!




6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
IMG_1804.JPG

¿Ganas de dar el primer paso?

Deja tus datos y te contactaré.
 

Revolucionate interiormente para cambiar el exterior

SOLAZ, se adhiere a los:

A807FE10-53A8-4998-8F41-DB6A0F104771.jpe

© 2020 - ALBERT SOLAZ - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

  • Facebook - Círculo Negro
  • Vimeo - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo

© COLABORACIÓN FOTOGRAFÍAS AUTOR - DOLORS GIMENEZ